16 Reflexiones pre-Navidad



16 reflexiones pre-navidad
¿Cómo no hablar de lo evidente? 


1
Que es Navidad en Ikea desde Octubre, desde principios de Noviembre en todas los centros comerciales y desde Diciembre en la televisión. 

2
Francamente, para mí la Navidad es un período donde por tradición, acostumbramos a sacar más tiempo para pasarlo con familia y amigos. También, época de excesos y multitud de planes que se apelotonan. Intento evitar a toda costa todo ese estrés que genera tener "una fecha límite". Señores, no se va acabar el mundo.

3
Me agotan hasta la extenuación los centros comerciales en días festivos, también a la hora punta cualquier día del año; acudir a encuentros que en cualquier otro momento no tendrían sentido, ¿por qué iban a tenerlo ahora? y en el tema de las compras, me centro en tener un detalle con aquellas personas a las que realmente se me apetece regalar, centrándome en la calidad, no en la cantidad. 

4
Supongo que, si tuviera "5 churumbeles", lo daría todo por ellos, para tratar de mantener la magia de la navidad y la ilusión por los regalos, pero como no es así, trato de racionar y guardarme para las rebajas.



5
Puede parecer fría esta visión de la Navidad, quizás sea simple practicidad o tal vez una cuestión de economía. Lo cierto es que hay cosas a las que no pienso renunciar y otras que he ido re-adaptando a mi manera.

6
Apoyo esos grandes regalos a niños que lo han dado todo durante el curso escolar y llevan todo el año con la ilusión de conseguir ese algo. Son niños, no deberían tener otra cosa más que hacer, que estudiar y dedicarse a sus actividades extraescolares, pero repito, son niños, con ellos pase.

7
En cambio, odio ver ese tipo de novias caprichosas que exprimen a su galán de turno, enviándoles fotos por whatsapp, con toda clase de regalos que esperan poder desenvolver en los días señalados, fingiendo cara de sorpresa  o de decepción, si no son los solicitados, acompañado de un "pero si te envié una foto, mira que eres...". Jamás entendí eso de tener que gastarte casi todo el sueldo, el que dependa de uno va listo, en regalos para mantener viva una relación. Francamente, ese chantaje no va conmigo y si me lo hiciera a mí una persona adulta, lo invitaría a que se diera un paseo, solo de ida. Espero mucho más de las relaciones, la verdad.




NO, no soy el Grinch

8
Me encantan todos los dulces, panettones, bizcochos, galletas, turrones, mazapanes... solo disponibles en esta época y me parece muy bonito cuando alguien me recibe en su casa y me invita a probarlos de una bandeja preparada con cariño (esas cosas se notan).

9
Muero por probar las recetas reservadas para Navidad de mi familia y hasta yo, me animo a hacer algo especial, con delantal y peli navideña de fondo.

10
Aplaudo a esas personas que se curran todo tipo de adornos navideños y regalos de forma artesanal, todo muy a lo Pinterest.



11
Aunque me da pereza hacer el montaje de árbol, belén y el guirnaldeo en general, no quiero renunciar a tener mi "rinconcito navideño", bonito, coqueto e iluminado. Y me derrito cuando veo una imagen de una sala de estar full Christmas equip, chimenea encendida y mantita incluidas, aquí la evidencia.

12
Me gusta cuando nos reunimos con la familia para cenar en las fechas señaladas, nos ponemos al día y tratamos de apartar lo malo, para disfrutar de una buena cena y ese momento que todos sentimos, cuando re-descubrimos que no estamos solos, agradecidos por tener una familia, mejor o peor.

13
Creo que la navidad es una época preciosa para hacer una escapada a cualquier ciudad, se vive más intensamente y los destinos ofrecen una cara que no encontraremos en todo el año, pero esto ya te lo había contado aquí.

14
Me quedo embelasada viendo la decoración e iluminación de algunos sitios, da gusto pasear por ellos y ahí, la magia de los momentos bonitos, también puede suceder.



15
Y sí, me gusta también ese ambiente sentimental que todo lo impregna, donde parece que estamos todos un poco más "blanditos" y "achuchables", a mucha gente les pasa por esta época y eso sí que me parece magia.

16
Me puedo llegar a emocionar si me dan un regalo, por poco que sea. Sin abrirlo, sé que esa persona ha dedicado tiempo a pensar en mí y buscar algo que me pudiera gustar (sin whatsapps incitando/advirtiendo/amenazando de por medio).


Este post no pretendía ser una alegato a favor, ni en contra de la Navidad, pero me ha salido así. ¿Por qué no compartirlo?

Para ser sincera, realmente quería compartir 5 ideas súper originales que he visto navegando por internet aquí y allá durante esta semana, para decorar ese rinconcito navideño al que no pienso renunciar, pero vamos, para la próxima ;-)

Un abrazo y disfruta de esta época donde la magia, si queremos, sí que existe.



Imágenes: Pexels

2 comentarios:

Equilibrio Feng Shui dijo...

Querida Guayarmina:
Bravo, bravo, por este post me ha encantado,solo puedo darte las gracias y mis mejores deseos.
Un abrazo navideño y auténtico

Guayarmina Peña dijo...

¡Hola Montse!
Gracias por tu comentario y honrada por tu visita a este espacio. ¡Un abrazo de vuelta!