Limpiar o vivir, he ahí la cuestión

La típica conversación de Lunes durante la pausa para comer en el trabajo entre compañeras suele girar entorno a: "¿qué tal el fin de semana?" Y en la última década, la respuesta tiende a contener una de las 2 respuestas siguientes:

Respuesta A: "ufff, superbien, no paré, algún día me decidiré a limpiar, no tengo la casa tan limpia como quisiera, pero ya lo haré, no voy a renunciar a un buen plan por quedarme haciendo tareas domésticas".

Respuesta B: "aproveché para poner la casa al día, limpieza semanal, vaciar armarios, limpiar trastero a fondo... acabé tan cansada que no hice nada más, cuando me di cuenta ya era Domingo por la noche".

 empleadas de hogar Helpling

La pregunta bien podría ser: ¿qué haces en tu tiempo libre?, pero la cuestión real es: ¿cómo lo vas a hacer si el poco tiempo del que dispones te deslomas limpiando? ¿no crees?

Me hicieron falta muchos años, varios ataques de lumbago y la sensación repetida, los Domingos por la tarde-noche, de que se me había ido el fin de semana y no había aprovechado mi tiempo libre como debería, para recargar pilas y enfrentar la semana con fuerzas renovadas, para darme cuenta de que tenía que gestionar mejor mi tiempo y priorizar en qué lo invertía.

Más tarde vino el descubrimiento blogger, la sucesión de cursos (que a día de hoy continúo), más trabajo, compromisos familiares, amigos, etc... para decidirme finalmente a contar con ayuda extra para las tareas del hogar, en mi caso, la limpieza de la casa.


Reconozco que me costó mucho delegar y dar con una persona de confianza, que dejara las cosas como a mi me gustaban, pero finalmente se obró el milagro y el coste de este servicio me beneficia cada día mucho más, porque dispongo de más tiempo para mis seres queridos y el blog. 

Llegar a casa sigue siendo todo un placer, en contraposición a la carrera de obstáculos anterior, que según entraba por la puerta, ordenando hasta finalmente dar el día por terminado, me podían dar las tantas (no exagero, estás ante una clean-aholic sin diagnosticar).

Es por todo ello, que cuando me contactaron de Helpling, francamente, con mi historia (200% real), empatizamos enseguida y decidí que tenías que saber que existen. Que, ya sea a través de su web o app móvil, tanto para Android como para Apple, puedes reservar cómodamente en cualquier momento servicios de limpieza profesionales de confianza y a domicilio.

 Reserva tu limpieza con Helpling

En este tipo de servicios es tan importante el factor humano como la flexibilidad. En Helpling seleccionan cuidadosamente y de forma personal a cada una de sus empleadas de hogar; puedes contratar por horas y de acuerdo a los metros de la casa o por zonas concretas; también contemplan la posibilidad de cancelar hasta con 24 horas de antelación o pasar a recoger las llaves de casa donde indiquemos, si no vamos a estar.

Están presentes en muchos países y en España aún no tienen profesionales de la limpieza en todas las provincias, pero tiempo al tiempo. Es por lo que, si te interesa, como profesional de este sector, puedes registrarte en su web y trabajar para ellos inscribiéndote aquí. ¡Te están buscando!

Equipo de Helpling

Toda ayuda es bienvenida y más aún cuando nos aportan a tener una vida más ordenada, tranquila y con tiempo para dedicar a cosas que nos hacen realmente felices, sin renunciar a disponer de un espacio limpio, donde nos sintamos a gusto.  ¡Esencial!

Espero que este post consejo te sirva de ayuda y que no tardes tanto como yo en delegar este tipo de actividades, que te restan de otras, que nos llenan mucho más.


Un abrazo.
 

Imágenes: Helpling



1 comentario:

Noelia Martín dijo...

Hola,

Genial, no conocía Helping pero por lo que cuentas, lo voy a probar.

Gracias!
-Noelia