Sofá - Libro - Manta (SLM)

Uno en este post 2 de mis pasiones predilectas: 

la lectura y la decoración

La decoración ya sabéis los motivos, os lo conté AQUÍ. De hecho, hay una pestaña dedicada en este blog íntegramente a la decoración (Deco-Love) ¡No os la podéis perder! ¡Ideas a tutiplén!

Y la lectura... aprendí a leer muy pronto. Desde siempre me ha gustado mucho todo lo que rodeaba a los libros. Aún conservo la colección de libros de "el Barco de Vapor", que con tanto esfuerzo me fueron regalando mis padres. Qué buenos ratos pasé... no daban abasto a comprármelos, así que la caraterística fundamental que éstos terminaban teniendo, era la de MUY gordos. Pero eso sólo hacía que yo leyera más y más, mejorando mi propio récord de velocidad y castigando el bolsillo de mis progenitores.  



Concibo los libros como una especie de fetiche, los adoro y un rayo de luz cruza mi mirada, cuando diviso una librería o feria de libros y dispongo de tieeeeeeempo (y estoy sola). Si tengo alguna de esas tardes que parecen tranquilamente eternas (preferiblemente Viernes), suelo ir a alguna librería grande y perderme entre sus miles de títulos. Y ahí, entro en una especie de trance que me absorbe por completo de la realidad y me transporta. Huelo los libros, acaricio sus tapas, páginas, los abro al azar y leo un par de líneas... Me cuesta una eternidad decidirme. Eternidad, que disfruto cada segundo. Tengo algunos autores favoritos, pero con todos me pasa lo mismo: no escriben lo suficientemente rápido

En la mesilla de noche tengo una pila de libros de diferentes temáticas y de un tiempo a esta parte, leo varios paralelamente. La temática, según me encuentre. Me ocurre a menudo, que me encariño con los personajes, los echo de menos cuando estoy varios días sin leer y me da mucha pena despedirme, cuando finaliza la historia. No me gustan las despedidas, en ninguna de sus formas. Así soy yo.

Por si os lo estáis preguntando, NO soy anti libro electrónico, ni anti Amazon, tienen sus ventajas, de espacio si vas a viajar, por ejemplo, son muy competitivos en precio y han posibilitado que mucha gente pueda lanzarse a escribir algo y tratar de ofrecerlo en internet... pero como un buen libro en papel... 

 hay cosas que no se pueden explicar, hay que sentirlas...


Ahora que ya vamos dejando atrás el calorcito, la playa, la piscina, las terrazas y un sinfín de actividades que invitaban mucho a estar fuera, os desvelaré las claves de otro de los rincones que NO puede faltar en cualquier casa, si os gusta leer tanto como a mí (y conozco a más de una, que lee este blog). Se trata de:

LOS RINCONCITOS DE LECTURA

Ese medio metro cuadrado, como mínimo, que no debes saltarte en tu espacio personal y en el que desearás acurrucarte con la llegada del dulce otoño y viajar lejos, de otra forma, pero viajar:


1. UNA SILLA: lo más terrenal que puede haber, en lo que a rincones de lectura se refiere: 


Esta silla, con su rollito vintage-sencillo, ha sido estratégicamente situada frente a un radiante ventanal. Los elementos entorno a ella, muy bien seleccionados, parecen haber aterrizado no tan casualmente: el puf y las plantas, que si se te dan (no es mi lamentable caso) recrearte en ellas combina perfectamente con esas pausas en la lectura. 

Ya ves, el poder de una simple silla/sillón.

2. Chaise Longue en francés; Launge Chair en inglés; parece que medio-aceptado lo de Cheslón en castellano.


La chaise longue se puso de moda en algún momento intermedio en el que decíamos hasta luego al tradicional tresillo y los sillones esquineros perdían su podio indiscutible...

Elementos que combinan a la perfección en rincones de lectura genuinamente chesloneros y no debes olvidar: mantita, mullidos cojines, mesita auxiliar con luz local y mira, si tienes una ventana al lado, no te lo pienses, sitúala ahí.

Reconozco que en casa tengo un sillón chaise longue, pero por lo limitado del espacio del que dispongo, aún me estoy devanando los sesos, pensando en cómo puedo separarla del resto del sillón y dar otro aire a mi cocina-salón-comedor, sin que parezca un naufragio.

3. ¡Rincón de lectura con encanto donde los haya!


Sillón que en Santa Ikea te lo compras "igualito". Puf como reposapiés, mesita auxiliar, luz local, manta a mano y ese mural de largos y estrechos estantes, que permite exponer los libros por su portada. ¡Me apunto la idea! ;-))))


4. ¡Adoro las buhardillas!
 
Lo acogedoras que son, las mil posibilidades que se le pueden dar, lo romántico de esos techos, la luz que entra en ellas y lo idóneas que son para establecer ahí nuestro rincón de lectura.

5. ¡Mi debilidad! Espacio y Luz


Como ves, el espacio es en sí mismo un lujo, para qué opacarlo invadiéndolo con mil muebles. Creo que será el ejemplo más económico que veremos de los seleccionados para este post: con una mullida alfombra y maxi-cojines... ¡ta chánnn! tu rincón de lectura listo para disfrutar.

6. Licencia para "flipar"

Creo que ya es definitivo. La sub-sección: Licencia para "flipar", dentro de la sección fija del blog: "Deco-Love", queda desde este momento oficialmente instaurada

A mí es que se me cae la baba con estas cosas: paredes enteras y hasta el techo, que son librerías, LUZ, escaleras para llegar a todos los libros, cómodos sofás y sillas, personalidad de lector ávido de descubrir el seguiente libro...

Lo confieso, mi imagen preferida es la del margen inferior derecho. La de mis sueños... la que ocupa el espacio privilegiado de la composición.... Aaaaaayyyyy....


7. Para los más Peques


Después de hacer un exhaustivo estudio por el amigo Pinterest, esto es lo más en tendencia, para provocar en los más pequeños el recomendable hábito de la lectura. Lo podemos resumir en "casas colgantes o en el árbol" y "tiendas de indios". Éstas últimas, las hay en decenas de colores y formas. Aparte de la típica mantita/alfombra/colchoneta en el suelo, estas ideas no pintan nada mal. Personalmente, son las que más me han gustado, pues ya sólo el lugar los engatusa a lanzarse a la aventura de leer.


Espero que si tenéis algún rincocito en el que no hayáis decidido aún nada, contempléis alguna de las ideas que os he dado. Ya me contaréis ;-))))



Y a ti, ¿te gusta leer?
¿Tienes rincocito de lectura en casa?
De qué eres más, ¿de libros en papel o de e-book?
¿Me recomiendas algún título? :-)))))

 


Siempre con love, hoy con Deco-Love,


 
Brujuleia  ;-))))


Imágenes: Pinterest

Si te ha gustado este post, te invitamos a comentarlo, compartirlo y seguirnos en las redes sociales:


Y recuerda que también puedes seguirnos vía Bloglovin'!!

2 comentarios:

CyN dijo...

¡Hola! Acabo de llegar a tu blog por medio de Facilísimo y creo que me voy a quedar a cotillear por aquí, con tu permiso.

Me he enamorado del techo de rayas, es muy original.

En cuanto a mí, me encanta leer, y tengo un rincón de lectura, pero el sillón no es muy cómodo (maldito Ikea), así que, desgraciadamente, tengo que conformarme con el sofá.

¡Un beso!

http://canelaynaranja.blogspot.com.es/

cuatrobrujillas ymedia dijo...

¡Hola CyN! por supuesto, la puerta a este blog está abierta para cuando quieras. Muchas gracias.

Y lo de tener en el rincón de lectura un sillón no muy cómodo, es una faena, nos chafa la experiencia... hay que elegir bien y "santa Ikea" hace lo que puede, con esos precios, no se puede tener todo...

Por cierto, que me he pasado por tu blog y me parto con tu último post y tu forma de expresarte, yo también me pregunto muchas veces cómo serán algunas casas y yo entraría contigo encantadísima a descubrir las barbaridades encerradas en el santuario kitsch