Para el arte de no complicarse: FamiliaFácil

Aún recuerdo aquellos tiempos, bastante lejanos ya, en los que mis únicas preocupaciones  eran tomar los apuntes más bonitos del mundo, los deberes más elaborados del universo y sacar las mejores notas posibles para deleite propio y el de mis padres.

La edad adulta me está trayendo muchísimas cosas buenas, es ley de vida, pero también deberes y agobios, la mayoría innecesarios y que, si no los llego a poner en el sitio que les corresponde, pueden hacer que pierda calidad de vida (pues no estoy dispuesta).

Querer limpiar a fondo cada semana; torturarme viendo la montaña de ropa pendiente de planchar (o ir sin placha por la vida); dejar de hacer actividades deportivas para tener más tiempo de cocinar sano y no caer en el bucle de la mala alimentación; en Navidad llegar a la hora de la cena con más ganas de dormir que de celebrar nada, por haber estado ayudando a preparar cantidades indecentes de comida para la familia... 

A menudo me digo: "¿Cómo lo hace la gente que, además, tiene hijos?". Por supuesto, es una pregunta retórica, se puede, pero a veces me veo llegando a casa a las 8 de la noche, después de un largo día de trabajo, recados, imprevistos... y de verdad, me cuesta imaginarlo.

El blog me absorbe parte de mi tiempo libre y sigo sin querer renunciar a mis clases de pilates y mucho menos al café con mis padres cada tarde, o a las reuniones de amigas...

Afortunadamente, hace tiempo que superé esa inútil obligación que me auto-imponía, de querer hacerlo todo yo -que sé que no soy la única-, pensando que nadie va a saber realizar las tareas domésticas de mi casa con el mismo cuidado y detalle.

Bueno, pues para los que no lo sepan, sí hay personas que hacen estas tareas igual o mejor que nosotros y han hecho de ello su profesión. ¿Dónde encontrarlos? 




Desde que me invitaran a conocer FamiliaFácil, he podido comprobar que han desplegado todos los medios humanos y tecnológicos para ayudarnos a dar con el profesional adecuado para cada tarea. Desde servicio doméstico, canguros, cocineros, cuidadores para nuestros mayores, hasta paseadores de perros, conductores privados, informáticos o técnicos de mantenimiento a domicilio, por mencionar sólo algunos de sus servicios, porque es increíble el grado de especificación de profesionales que ofrecen.

Han desarrollado una web donde, además de tener una importante base de datos de diferentes profesionales, han contrastado sus referencias y han puesto medios para que hagan sus propias presentaciones en vídeo. Ver cómo se desenvuelve y comunica una persona ayuda mucho a la hora de hacer una pre-selección. 

También, nos asesoran en los trámites burocráticos: seguridad social, contrato..., lo cual aporta rigor al servicio, resultando de de enorme ayuda. 

  


Por otro lado, y esto me encanta, da la opción de que personas que están buscando trabajo dentro de las categorías demandadas, puedan registrarse y optar a un puesto. Para ellos también hay asesoramiento, en lo que a cuestiones administrativas se refiere.




Te recomiendo que des una vuelta por su web. Es sencilla, intuitiva, su diseño es limpio y va al grano. También, podrás ver algunos reportajes que han salido en medios de comunicación.

Por cierto, he estado curioseando su blog y he de decir, simplemente, ¡que me encanta! Los contenidos están muy bien elaborados y los temas que aborda muy interesantes: salud, nutrición, niños, familia, mujer...




Y bueno, confesión, algo que me ha llamado muchísimo la atención y que denota lo avanzados y profesionalizados que FamiliaFácil está dentro de su sector: su servicio Conciliación de Empresas

Algo que quizá en EE.UU. es más habitual y que, sin duda, será parte del futuro inmediato en nuestro país, aunque ahora entornemos los ojos al cielo (que sí, que es como si te estuviera viendo). 

¿No sería increíble que la empresa donde trabajamos nos ayudara con los quehaceres domésticos y familiares para que podamos estar más relajados y ser más productivos? Pues no, no es increíble, está tan cerca que casi podemos olerlo y si no, tiempo al tiempo.

Espero que el descubrimiento de esta web ayude a descargarte de tareas y puedas concentrarte en otras actividades que para ti son importantes o, al menos, que empieces a plantearte que quizás, delegar no sea tan mala idea.


Un abrazo,




Imágenes: Pinterest y FamiliaFácil

* Post realizado en colaboración con FamiliaFácil

2 comentarios:

Mariangeles M dijo...

Una entrada interesante :) A mí me cuesta delegar además de q, como siempre he sido la "fuerte" de la familia, todos piensan q no necesito nada :(
Empiezo a dejarme ayudar y, a la vez, estoy ayudando a alguien muy querido. Simbiosis perfecta :)
Gracias por compartir esto :)

Guayarmina Peña dijo...

Gracias por pasarte por el blog y tu comentario Mari Ángeles.

Dejarse ayudar no es de débiles, al contrario. Disponiendo de un poquito más de tiempo, podrás invertirlo en otras cosas que te hagan feliz y te ayuden a recargar energía, para seguir ayudando a su vez, a otras personas. Un abrazo.