Dormitorios, el paraíso de mis sueños

Abordamos nuevamente la sección Deco-Love, con otra de las estancias en la que no debemos conformarnos con menos de lo que queremos.

EL DORMITORIO

Ya sea dormitorio de single, de niños, de pareja, de invitados... todos deberían contar con unas cualidades comunes:

Confort, equilibrio y toque personal

Se trata del lugar destinado a recogernos, después de mucho batallar cada día, donde recargamos las pilas, donde cerramos la puerta; o incluso, sin cerrarla, todos saben que es nuestro espacio. 

Aquí están nuestras cosas, ese libro que paciente espera que lo retomes, la almohada con la que tanto has consultado... 

La decoración de esta estancia es recomendable que sea pensada con mucho mimo, pues dormiremos en su cálido abrazo cada noche. Y digo dormir, por nombrar uno de los usos tradicionales, porque yo, desde que instalé mi portátil ahí, se ha convertido en el centro de mi actividad.

Mostraré a continuación varios elementos habituales, pero que, como casi todo en esta vida, no han tenido más remedio que reinventarse y de ¡qué manera! 

Ahora, más que nunca, son piezas imprescindibles, no sólo por su carácter eminentemente práctico, si no por la esencia y la energía que pueden aportar a una simple estancia, de modo que no pueden faltar en nuestro dormitorio, para que el resultado conjunto sea de auténtico ensueño:

1. La mesilla de noche como nunca antes la habías visto, reivindicando su posición e importancia.

Bueno, que no te lo había dicho: que quien dice mesilla de noche, dice también, el elemento más imaginativo que puedas idear para que haga de mesilla. Se han vuelto muy protagonistas, demandan su sitio y lo hacen con fuerza.





Confesión: esto es una monada













Confesión 2: ésta es la que yo pondría en mi dormitorio



Confesión 3: y cualquiera de estas dos también.







 














2. Esa silla o butaca para amontonar la ropa, ya no es la misma de antes.

Se ha vuelto más coqueta, no quiere que la escondas bajo los montones de ropa. Te pide que seas más ordenad@, se quiere lucir.










3. Aprovecha los frentes de la cama.

Con una cesta, unos puffs, el banco vintage de la abuela o un baúl.














4. Rincón oficinesco, ¿por qué no?

Ojo con los rincones oficinescos en los dormitorios si tienes pareja. 

Es una faena que estés enfrascad@ con el portátil o haciendo alguna tarea de estudios (por ejemplo) y la otra parte, es decir, novi@, marido, esposa, pareja eventual... desee dormir

Pero bueno, para eso son los portátiles, para moverlos a otros lugares. Procura tener alguna otra mesa alternativa por casa, es lo que tiene si ubicas tu cuartel general en el dormitorio. La perfección no existe.

Lo recomendable es tener un rincon aparte, pero si no dispones de mucho espacio en casa, no es descabellado contemplar esta opción. Personalmente, me encanta.














5. Colores claros, POR FAVOR.

Mi gusto y opinión, no son más que eso. Un gusto y una opinión más, dentro del infinito universo. Pero sigo sin comprender cómo hay gente que se atreve a pintar su dormitorio de rojo sangre o negro oscuridad. Si es que parece que la habitación te está tragando. O peor aún, ¿qué necesidad hay de hacerla parecer más pequeña?

Yo lo tengo muy claro, casi tanto como con los muebles: colores claros, blancos rotos, pasteles románticos y me atrevo a decir que hasta femeninos... son la elección más inteligente y deja la acción artística para el resto de estancias.

Si quieres llamar la atención en el dormitorio, hazlo mediante los textiles (en este post te explicaba cómo), pon una pieza estrella o, si no queda más remedio, plasma tu sentimiento artístico en una sóla pared.


Y para terminar, una clase práctica, que te puede servir de mucho:

Los colores cálidos van del rojo al amarillo. Los fríos, del azul al verde

Los colores cálidos estimulan y producen sensación de vitalidad. Los fríos, de calma, relajación.

El resto es cosa tuya ;-))))






¿Cómo es tu mesilla de noche? ¡Sorpréndeme!

¿Tienes silla en tu habitación? ¿Y rinconcito oficinesco?

¿Aprovechas los frentes de la cama?

¿Cuál es tu color favorito para el dormitorio?


Uffff, demasiadas preguntas. 




Siempre con love, hoy con Deco-Love,


Brujuleia :-))))



Imágenes: Pinterest

 
Si te ha gustado este post, te invito a comentarlo, compartirlo y seguirme en las redes sociales:

 

2 comentarios:

Juani Lopez Berrio dijo...

La primera foto me resulta muy familiar....si quitas el telefono, lo sustituyes por un par de cajas de zapatos,y cuelgas otro par más en el respaldar...¡¡¡tienes la silla de mi habitación delante tuya!!!...mis revistas son Vogue, Glamour y Elle...
Los colores de mi habitación son el blanco y para los textiles el malva...
Como anécdota te cuento que mi madre cada vez que ve la silla llena de "trastos", dice "que se va de viaje"...será por que hay de tooooodooo...jaaaaaa

Guayarmina Peña dijo...

¡Hola Juani! mi habitación la tengo en blanco y dos tonos de malva, ya ves, coincidimos. Revistas de cabecera donde las haya, las que has nombrado. Y mi madre también me amenaza con tannnnntas cosas, que luego se da la vuelta y se le olvidan. Madres que lo perdonan todo, son mucho más que un tesoro.