1% Inspiración, 99% Transpiración

 ¿Qué decir?

...cuando te has quedado sin palabras. 

...cuando un golpe de "verdad" te sacude el estómago y se te atraganta en la garganta.

...cuando intentas controlar el llanto que te produce la emoción de abrir los ojos, al descubrimiento de que SÍ SE PUEDE. Sí puedes y sólo depende de TI.

...cuando miras atrás y te das cuenta del tiempo perdido en lamentaciones, derrochado en cosas que realmente no nos llenaban, persiguiendo a la masa.

...cuando una vez decidiste que soñar no estaba permitido, que no ibas a llegar muy lejos con proyectos "inalcanzables".

PUES NO DECIMOS NADA 

Y como en mi caso, aprovechas y lloras. De alegría, de emoción... Tragas, aprietas los dientes y los puños. Te alegras de estar vivo, no es demasiado tarde aún. Y sacas fuera el deseo de seguir adelante con sueños, cuya meta más inmediata es lanzarte...

Si veis el siguiente enlace, lo entenderéis TODO, 
tanto el título del post, como este rollazo visceral profundo, que luchaba desde mi interior por su liberación.

Éste es uno de los diamantes que se compartieron en el Curso de Redes Sociales al que asistí hoy. Mucho más que un curso. El post con un resumen del resto de piedras preciosas... próximamente. Merece la pena saborear su elaboración, para que también vosotros, disfrutéis del resultado.


Instrucciones previas:

- Asegúrate de que no tienes interrupciones
- Luz ténue
- Sube el volumen
- Pañuelo de papel (quizá, también lo necesites)












¿Entendéis ahora, por qué no podía esperar para compartirlo?





Brujuleia ;-))))



P.D.: Un par de días después redacté el post que pretendía hacer en un principio. Aquí lo tenéis:  


2 comentarios:

ACOTÍO DECÓ dijo...

Como bien dice, solo necesitas "un momento de locura" para logras lo que quieras. Totalmente de acuerdo.

Guayarmina Peña dijo...

Gracias por el comentario ACOTÍO DECÓ.

Yo estoy de acuerdo con eso también y con todo el vídeo en general. La verdad es que lo he visto muchísimas veces. Al final, quien algo quiere, algo le cuesta. Y creo sinceramente, que debemos confiar más en nosotros mismos, el miedo paraliza, pero es que la vida, después de todo, son 2 días, ¿a qué vamos a esperar si tenemos la ilusión de hacer algo?